Ética: La brújula de toda revista

Las revistas científicas se han convertido en los últimos años en los “porteros de la ciencia”. Todo trabajo que quiera tener una alta visibilidad y reconocimiento por la comunidad académica ha de ser publicado en una revista de reconocido prestigio internacional. Todo el mundo en la academia, por ello, desde los doctorandos hasta los catedráticos más afamados, quieren y necesitan publicar en revistas de alto nivel para dar crédito y reconocimiento a sus trabajos y también, por qué no decirlo, para sus acreditaciones y promociones profesionales. Esto genera una exigente competitividad no exenta de tensiones. Los investigadores se evalúan por sus publicaciones, pero también los editores y sus revistas por los trabajos que publican y su capacidad de impacto (esto es, originalidad, novedad…) en la comunidad.

etica-00

En este mundo altamente competitivo, la ética debe ser un faro irrenunciable. La búsqueda de atajos y caminos fáciles, tanto para investigadores como evaluadores, supone auténticos atentados al código de honor de la ciencia que ha de primar por encima de todo. La norma ética debe ser la luz de la investigación y ha de implicar tanto a autores como a revisores y editores.

etica-06Los autores, por encima del currículum formal, han de preocuparse por investigar nuevos aportes a la ciencia (y no meras repeticiones y redundancias) y, por ende, presentar trabajos originales, que no contengan partes de otros autores o trabajos ya publicados por los mismos autores. Además han de velar por la veracidad de la información, esto es, que no se han alterado los datos empíricos para verificar hipótesis. Han de evitar las publicaciones múltiples y/o repetitivas, porque ello es éticamente reprobable; y han de velar por la correcta indicación de las fuentes y los aportes mencionados en el artículo. Los autores además deben poner a disposición también los datos en que se basan sus investigaciones, que deben conservarse durante un período razonable de tiempo después de la publicación y posiblemente hacerse accesibles. Todos los autores, también, han de aceptar con responsabilidad lo que han escrito, responsabilizándose de la revisión de la literatura científica más actual y relevante del tema analizado, teniendo presente de forma plural las diferentes corrientes del conocimiento. Finalmente, es responsabilidad de los autores garantizar la inclusión de aquellas personas que han hecho una contribución intelectual significativa en la conceptualización y la planificación del trabajo, como en la interpretación de los resultados y en la redacción del mismo, jerarquizándose los mismos conforme a su nivel de responsabilidad e implicación. Los autores también deben indicar cualquier financiación de agencias y/o de proyectos de los que surge el artículo de la investigación.

etica-01Los revisores científicos de las publicaciones son los responsables de la decisión editorial. La revisión por pares es un procedimiento que ayuda a los editores para tomar decisiones sobre los artículos propuestos y también permite al autor mejorar la contribución enviada para su publicación. Los revisores deben asumir el compromiso de realizar una revisión crítica, honesta, constructiva y sin sesgo, tanto de la calidad científica como de la calidad literaria del escrito en el campo de sus conocimientos y habilidades. Pero además, y esto es clave y reiteradamente incumplido, han de respetar los tiempos. El revisor que no sienta competente en la temática a revisar o que no pueda terminar la evaluación en el tiempo programado debe notificarlo de inmediato a los editores, dado que la custodia de los manuscritos en espera debe ser siempre limitada e inflexible por respeto a los autores y sus trabajos. La revisión por pares, además, debe realizarse de manera objetiva, sin juicio personal sobre los autores de las contribuciones. Los revisores están obligados a dar razones suficientes para sus valoraciones. Los revisores entregarán un informe crítico completo con referencias adecuadas según protocolo de revisiones, especialmente si se propone que el trabajo sea rechazado. Están obligados a advertir a los editores si partes sustanciales del trabajo ya han sido publicadas o están bajo revisión para otra publicación. Finalmente, también los revisores científicos han de guardar la confidencialidad: cada manuscrito asignado debe ser considerado como confidencial. Por lo tanto, estos textos no se deben discutir con otras personas sin el consentimiento expreso de los editores.

etica-04En la tríada de autores, revisores y editores, estos últimos, como patrones del buque editor, tienen la mayor responsabilidad sobre todo en las revistas que marcan la ciencia y son los buques insignia de las distintas especialidades. Los editores garantizarán la selección de los revisores más cualificados y especialistas científicamente para emitir una apreciación crítica y experta del trabajo, con los menores sesgos posibles. El número de revisores por cada trabajo ha de ser significativo de forma que se garantice una mayor objetividad en el proceso de revisiones. Otra premisa esencial es la honestidad: los editores tendrán, ante todo, presente el mérito científico de los contenidos, sin discriminación de raza, género, orientación sexual, religión, origen étnico, nacionalidad, opinión política de los autores. Asimismo, otra norma ética esencial para los editores es su confidencialidad, de forma que el anonimato preserve la integridad intelectual de todo el proceso. Y, finalmente, al igual que con los revisores y aun con mayor trascendencia, los editores son responsables máximos del cumplimiento de los límites de tiempo para las revisiones y la publicación de los trabajos aceptados, para asegurar una rápida difusión de sus resultados. Se han de comprometer fehacientemente a cumplir los tiempos publicados desde el inicio del proceso de revisión científica por expertos. Asimismo, los trabajos no deben permanecer aceptados sin publicarse en listas de espera infinitas más allá del tiempo justo para su edición.

etica-05Las revistas más prestigiosas del mundo, como «Comunicar», se adhieren a las normas éticas de COPE (Commitée on Publication Ethics): https://bit.ly/2IGzLcg.

Más Información: Código ético de Comunicar: https://bit.ly/2yU6N98

Vídeo de ética de Comunicar: https://bit.ly/2lLYFON

 

Anuncios

Autor: Ignacio-Aguaded

Full Professor of Education and Communication at the Universidad de Huelva. Is president of Grupo Comunicar, a long-standing Media Literacy collective in Spain. He is editor in chief of Comunicar, the IberoAmerican scientific journal of education and communication. He is also head of the Agora investigation team that forms part of the Andalusia Investigation Plan (HUM-648).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s