Normativa para autores y chequeo previo

farol que alumbraEstos dos documentos, que están directamente relacionados, son de los más consultados en la página de inicio de cada revista y los consideramos preceptivos para toda revista que pretenda considerarse de calidad. Ya insistimos en su importancia en otra entrada de este blog https://bit.ly/3c5FRTe y en la necesidad de que la normativa para autores recoja una serie de elementos entre los que cabe destacar:

– Las características de la revista en lo relativo a su temática, tipo de aportaciones (Investigaciones, Informes, Estudios, Propuestas, Revisiones, etc.), periodicidad, secciones y número de artículos publicados.

– Todo lo relacionado con el proceso editorial con respecto a los tiempos (número de días de revisión y publicación) y el flujo de correo con los autores (correos de recepción, desestimación, inicio proceso de revisión, publicación, difusión de los manuscritos, etc.)

– Los documentos a enviar a la hora de presentar un artículo, así como la estructura y epígrafes que debe tener cada uno de ellos, su extensión, aspectos formales a considerar (tipo de letra, márgenes, justificación, modo de presentar tablas y figuras, etc.), la normativa de referencia que se utiliza y cómo deben estar redactados, así como el número máximo de autores permitido.

– Cómo se realizará el proceso de revisión del manuscrito y en base a qué protocolo de evaluación.

Todos estos aspectos tienen que estar, de manera clara, recogidos en la Normativa para autores de cada revista.

En paralelo a este documento tiene que existir otro que, como hemos mencionado con anterioridad, está directamente relacionado con la normativa ya que se utiliza para comprobar si esta se ha seguido: El chequeo previo al envío del manuscrito. Tal y como indicamos en el de Comunicar este documento facilita el proceso de evaluación del artículo y puede acelerar el informe para su posible publicación. Mediante él los autores pueden cerciorarse de que han seguido la normativa indicada por la revista, para lo cual tienen que comprobar el cumplimiento de una serie de indicaciones como podemos ver en https://bit.ly/2WqpbPq. El documento tiene una serie de epígrafes, en el primero, Portada, se formulan preguntas relativas al título, resumen, palabras clave, datos de identificación, ORCID, número de autores, etc. En el apartado Manuscrito, las preguntas versan sobre su estructura, extensión, metodología, conclusiones, referencias, DOI, tablas y figuras, etc. En un tercer epígrafe, Aspectos formales, las preguntas están relacionadas con el tipo de letra, interlineado, numeración, supervisión externa, etc. En el apartado de Presentación, se pretende comprobar si se ha adjuntado la carta de presentación solicitada y si esta se ajusta, al igual que el manuscrito principal, a lo indicado por la revista. Por último, en Documentos anexos, se pregunta por si se ha adjuntado la carta de presentación junto al manuscrito y si los documentos complementarios han sido publicados con Figshare.

Autor: Angel Hernando Gómez

Profesor Titular de Universidad en el Departamento de Psicología Social, Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Huelva. Diplomado en Magisterio y Licenciado en Psicología y Psicopedagogía. Doctor en Psicología por la Universidad de Huelva. Líneas de investigación: competencia mediática, promoción del desarrollo positivo adolescente, intervención sobre conductas de riesgo y prevención de la violencia en las relaciones de pareja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s