Apertura y transparencia: el espejo reputacional de la revista

La organización interna del proceso editorial en toda publicación científica debe establecerse de forma escrupulosa, atendiendo a una serie de criterios y normas que convierten a la revista en candidata para ocupar un puesto en las bases de datos nacionales e internacionales. El rigor con el que esto se acometa permitirá, además, que la publicación entre en las mejores bases de datos y escale puestos en los rankings, lo que se traducirá en impacto y visibilidad a través de indexaciones que le darán prestigio global.

Pero, ¿cómo conseguirlo?

Atendiendo a las dos características que dan nombre a este post, diremos que apertura hace referencia a la acción de abrir, de hacer accesible algo, y transparencia es la calidad de transparente, es decir, aquello que resulta claro, evidente y que se comprende sin duda ni ambigüedad. Así pues, en calidad de editores, si buscamos tener una publicación de alta reputación, es fundamental velar por la máxima aplicación de estas dos características a partir de una serie de acciones que garantizarán ambas por igual.

Como editores avalamos la apertura de nuestra publicación a través del establecimiento de unos criterios de calidad públicos y accesibles. En este sentido el equipo editorial debe trabajar en equipo para consensuar y desarrollar las bases de estos criterios, que serán la génesis para una intachable reputación de la revista.

Varios son los criterios que se pueden trabajar; incluso partiendo de un número mínimo se pueden ir ampliando hasta conseguir un elenco parecido al que proponemos a continuación, que ha servido para alcanzar los primeros puestos de las mejores bases de datos del mundo editorial:

Por otro lado, la transparencia se regula a partir de la existencia de una normativa pública y explícita que garantice la honestidad en el quehacer editorial de los tres agentes implicados en el proceso: editores, revisores y autores. El código ético de una revista es la concreción de esta norma. El código más conocido al que pueden adherirse las revistas de todas las áreas es el Committee on Publication Ethics (COPEque se actualiza periódicamente y cuyo objetivo principal es formar y apoyar a los editores para convertir la práctica ética en algo habitual dentro de la cultura editorial. Su Plan Estratégico ofrece una guía fundamental para los editores basada en tres principios:

Así pues, si como editores buscamos gestionar una revista de prestigio y gran reputación entre las publicaciones científicas de nuestra área resulta fundamental atender de forma específica a estos dos conceptos: apertura y transparencia tan intrínsecamente unidos a la buena gestión editorial y, que, trabajados convenientemente por el equipo editorial, se convertirán en el espejo reputacional de la revista.

Gestión editorial: preámbulo de la calidad

El éxito de las publicaciones científicas es algo que depende de diferentes factores, pero sin duda, hay uno que resulta la piedra angular para poder escalar posiciones en las indexaciones nacionales e internacionales: la CALIDAD. Este término aplicable a prácticamente todos los procesos en las actuales sociedades se define de modo breve como “superioridad o excelencia de algo o de alguien”, bien, pues en el caso de las revistas científicas será la gestión editorial la que marque la diferencia entre unas publicaciones y otras, siendo el preámbulo y la clave de una calidad asegurada.

Para que la gestión editorial sea óptima será fundamental garantizar unos criterios de calidad que irán guiando el recorrido de la publicación y asegurando a medio plazo una calidad en su acepción de superioridad o excelencia. Diez son los criterios de calidad que guían una buena gestión editorial:

slide_principal_español

Fuente: Revista Comunicar 

Veamos en detalle cada criterio que debe guiar a los editores de una publicación para avalar la calidad de dicha publicación:

  • Impacto y prestigio: Será fundamental que la prioridad de la gestión editorial tenga entre sus objetivos posicionar a la revista en principales indexaciones y bases de datos.
  • Visibilidad y acceso: El acceso al conocimiento abierto y compartido es un criterio que contribuye de modo relevante a la visibilidad y acceso de la publicación.
  • Puntualidad y seriedad: Este rasgo garantizará un flujo eficiente de manuscritos, estableciendo plazos y cumpliéndolos autores y editores se sentirán respaldados.
  • Rigor del proceso: El proceso editorial debe de estar absolutamente avalado por la transparencia y pulcritud en la gestión, este rigor se apoya en un Consejo de Revisores que de modo anónimo evaluará los manuscritos.
  • Ética y compromiso: Cada revista debe albergar un código ético que vele por deberes y derechos de autores, revisores y editores, asumiendo todos unas prácticas honestas y respetuosas.
  • Gestión editorial: Referida de modo particular a la plataforma OJS de gestión que la revista utilizará y donde de modo organizado y planificado quedarán registradas todas las gestiones de la publicación.
  • Comunidad científica: La consolidación de un gran equipo será clave debiendo integrar: expertos académicos , revisores comprometidos y un equipo técnico que vele por un resultado óptimo en la publicación de cada número.
  • Tecnologías emergentes: En las sociedades actuales, más que nunca, cualquier gestión implica una actualización constante en cuanto a las tecnologías utilizadas en los procesos, también así en las revistas científicas que quieran mejorar sus índices.
  • Originalidad y progreso: La publicación de trabajos originales e inéditos garantiza también la calidad de la revista que debe velar por ello controlando el plagio y el autoplagio, hechos recurrentes en la era de Internet.
  • El autor: Todo equipo editorial debe de tener claro que el autor es el que sustenta y da sentido al proceso, por lo que apoyarlo, guiarlo y velar por la visibilidad y calidad de su trabajo redundará en la calidad de la revista.

¿Qué es Club de Editores?

Club de Editores es un portal de Revista Comunicar, revista científica de Comunicación y Educación, indexada en las principales bases de datos internacionales, que pretende complementar sus otros blogs activos en español, inglés y portugués.

Diseñado y redactado principalmente por el Consejo de Editores de Comunicar, este Club de Editores pretende ofrecer recursos para la edición de publicaciones científicas de una forma planificada y estratégica, así como servir de espacio de formación sobre la gestión en la edición científica para contribuir al desarrollo de publicaciones.

 

El reloj: la puntualidad y regularidad como máxima norma

La puntualidad y regularidad en la gestión editorial de cualquier publicación científica que se precie de serlo y de ganarse un respeto entre la comunidad académica es y debe de ser uno de sus criterios de calidad.

La periodicidad de la publicación (trimestral, cuatrimestral, semestral o incluso anual) garantiza un eficiente flujo de manuscritos y la seriedad con la que se marquen los plazos del proceso dará buena cuenta del tipo de publicación del que se trata. Rigurosamente explícitas en la normativa de la publicación, será fundamental que el autor pueda seguir con puntualidad las diferentes partes del proceso: Leer más “El reloj: la puntualidad y regularidad como máxima norma”