LLAMADAS: CALL FOR PAPERS

Las revistas científicas entre sus prácticas editoriales realizan un importante esfuerzo por llegar a la mayor parte de la comunidad de investigadores internacionales a través de llamadas para el envío de artículos, práctica reconocida como “Call for Papers”.

El interés de los comités editoriales de las revistas se focaliza en lograr la máxima difusión de estas llamadas a autores, para lograr varios propósitos:

  1. Recibir los mejores artículos vinculados al enfoque de la revista
  2. Difundir el interés de la revista por mantener activa la producción de literatura científica.

Los comités editoriales a través de los “Call for Papers” impulsan la visibilidad de su revista como un referente en los temas de máxima actualidad científica, captando la atención de potenciales autores y aportando calidad y rigor científico a los diferentes ámbitos de conocimiento.

Información a incluir en el CFP

  1. Fechas de envío y de publicación del número
  2. Tópicos o temas a los que deben vincularse los manuscritos
  3. Definir si la llamada de artículos está vinculada a un tema monográfico específico o a la revista en general
  4. Incluir la normativa de la revista en la que se especifica cómo enviar el manuscrito y qué requisitos debe cumplir en cuanto a contenido y formato, tiempos establecidos en la revista para responder a los autores respecto a la estimación o desestimación del manuscrito enviado. Es primordial facilitar lo máximo posible el envío del artículo.
  5. Información de interés para autores respecto a los criterios de calidad de la revista.
  6. Información sobre la revista: equipo editorial, periodicidad de publicación, bases de datos y posición en la indexación de la revista, tasas de aceptación y rechazo

Dónde difundirlo

Captura de pantalla 2019-12-17 a las 13.35.21

Algunos consejos para editores

Los investigadores y académico, potenciales autores que enviarán su manuscrito a nuestra revista, reciben cientos de mensajes con CFP de revistas científicas, congresos, conferencias, eventos científicos, a través del correo electrónico o las Redes Sociales. Evidentemente, eso supone todo un reto para el Consejo Editorial, buscando que su mensaje cause el interés suficiente en el lector para que lo reconozca como interesante y lo lea. Ofrecemos a continuación algunos consejos para lograrlo:

  • La estética es fundamental. Mantener una estética uniforme en los diferentes envíos de CFP, para que la audiencia identifique la revista, pero modificando levemente el estilo. Destacar con formatos especiales aquello que queremos que el lector reciba en primer lugar y que le cause una buena impresión llamando su atención.
  • Personalizar el contenido del texto tratando de adaptarlo a los distintos públicos, redes o líneas de distribución, si bien se ha de tener en cuenta no contradecir la recomendación anterior.
  • Adaptar el formato del mensaje a los diferentes: web, blogs, correos electrónicos, Redes Sociales, newsletter, firma en los email del staff de la revista.
  • Publicar los Call for Papers también en formato vídeo, de buena calidad.
  • Elegir la fecha y hora de envío con la máxima precisión para causar el mayor impacto.
  • Si el CFP se difunde mediante correo electrónico, cuidar especialmente el “Asunto”, identificando el nombre de la revista e incluyendo un mensaje breve y que llame la atención de los autores y sea convincente, para que lean el mensaje completo y no pase desapercibido en la bandeja de entrada. La primera impresión es lo que cuenta.
  • Encontrar el equilibrio en la longitud de los mensajes. Los mensajes deben ser claros, precisos, breves y completos. Si es necesario añadir una información extra, es recomendable incluir links que lleven al lector a ampliar la lectura, para no agotar su interés con un mensaje excesivamente amplio. Se recomienda no abusar de las imágenes, especialmente en los mensajes enviados por correo electrónico, puesto que muchas organizaciones no permiten su visibilización.
  • Implicar a los miembros de los Comités Científicos y a los Revisores en la difusión del CFP.

Gestión editorial, Visibilidad e Impacto de una revista científica. Tres claves de la calidad editorial

El equipo editorial de una revista científica persigue la máxima calidad de la publicación y para ello se plantean tres objetivos complementarios:

1. Mejorar de manera continuada la gestión editorial

2. Dar a conocer la revista al mayor número de lectores y potenciales autores, esto es, lograr visibilidad

3. Conseguir el mayor impacto posible en cada artículo publicado, como consecuencia de lo anterior.

Esta labor requiere establecer unas líneas estratégicas, lo que, sin duda, exige contar con la colaboración de un equipo de profesionales formado y coordinado.

La gestión editorial debe regirse por unos principios que garanticen la máxima calidad en todo el proceso, tal y como describimos en el post anterior de este Club de Editores, todos ellos presididos por unos principios éticos que respeten de manera escrupulosa a los autores que confían sus mejores producciones científicas a la revista, y a los lectores que esperan encontrar avances significativos en el estado de la cuestión de cualquier ciencia.

Visibilizar la revista supone algunos retos para el equipo editorial, que podrían agruparse en tres dimensiones:

  1. Por un lado, se debe garantizar el acceso de cualquier lector y autor a la revista, independientemente de que sea “Open Access” o no, a través de una página web atractiva, dinámica y que facilite toda la información que precise encontrar y que ofrezca la ayuda necesaria a los autores para enviar sus trabajos, de manera que se logre recibir el mayor número de artículos posible desde diferentes equipos de investigación y desde diferentes perspectivas científicas.
  2. La calidad de los artículos publicados ocuparía una segunda dimensión, lo que requiere una versión bilingüe de cada manuscrito, primando siempre la versión inglesa de los manuscritos, además de la lengua propia del país de origen de la revista, así como una atención especial a los metadatos: un título que identifique el trabajo y que sea impactante, un resumen que recoja lo más relevante del manuscrito y que invite al lector a leer el trabajo completo, y unas palabas clave que faciliten ser encontrado por cualquier investigador.
  3. La tercera dimensión es la relacionada con la movilidad de cada número publicado, iniciando su proceso con la difusión del denominado Call for Papers. Los recursos precisos para lograr la máxima movilidad, tanto en la versión preprint, como en la versión definitiva, son numerosos, cambiantes y en ocasiones, insuficientes.

Siguiendo el modelo de la revista Comunicar, presentamos a continuación los recursos que garantizan la Visibilidad de una revista:

  • Blog vinculado a la revista
  • Redes Sociales: Facebook, Twitter, Google +
  • Redes Sociales Académicas: Academia.edu, ResearchGate
  • Youtube
  • Wikipedia
  • Repositorios
  • Bases de Datos
  • Gestores de bibliografía: Mendeley
  • Correos masivos
  • Consorcios con otras revistas de calidad

El tercer objetivo del que se ocupa el equipo editorial es lograr el máximo Impacto de la publicación como consecuencia de una buena gestión editorial y de la visibilidad conseguida. Es un trabajo que comienza cuando la revista publica un nuevo número, pero que no puede controlar el equipo editorial, puesto que es el resultado de un trabajo metódico y sistemático realizado previamente. El Impacto es un factor sumamente relevante en la edición de una revista científica, y ha de ser uno de los objetivos a cumplir por el equipo editorial, cuidando en todo el momento el proceso editorial y de visibilidad de la revista, puesto que es, como ya se han mencionado, la consecuencia de un trabajo riguroso y de calidad.

Este compromiso por parte del equipo editorial, de conseguir la visibilidad y el impacto de cada artículo, inevitablemente vinculado a una gestión editorial de calidad, requiere de la colaboración de los autores. Estos son un valor fundamental para lograr la mejora continua de la revista en busca de la calidad científica y editorial.